Ortega, un ídolo en problemas

ortega

El 29 de diciembre de 1998, el Burrito Ortega jugaba con su tendencia al alcohol en su casa de Jujuy. Hoy, 11 años más tarde, es el mismo alcohol que lo aleja de las canchas y su óptimo nivel.

Sin duda es el último héroe que tiene River, por su sacrificio, entrega y su juego. Pero para cualquier hincha de fútbol ver a Ariel Ortega lejos de las canchas es una pena.

Todo comenzó cuando emigró al Fenerbache de Turquía, entre la soledad y la distancia con su familia, el enganche encontró una forma de descargue en el alcohol. Al igual que su padre, no supo controlarlo y hoy por hoy su cuerpo lo necesita, se lo exige.

En la era Passarella, el jujeño debió alejarse por primera vez del fútbol para someterse a un tratamiento en Chile. Su carrera futbolística también tuvo una pausa con Simeone. Con Gorosito no tuvo ningún problema, pero con Astrada como director técnico volvió a suceder lo mismo y hoy en día Ortega se encuentra alejado de la competencia.

Bajo el tratamiento del ex psicólogo de Matías Almeyda, el Burro intenta vencer su adicción para poder levantar a un River que no da signos de vida, de la mejor manera que se puede. Con el mejor Ariel Ortega.

Alan LLunes

1 comment so far

  1. Sole on

    Jaja que tapa futurista!!
    Todo el aguante con el Burrito!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: